El censo hace un esfuerzo final para garantizar que TODOS se cuenten