CAFE, PAN Y FE